¿Qué comemos hoy? Parte 1

Probablemente es la pregunta mas frecuente en nuestras casas y lo cotidiano es que se decida sobre el momento. No quiero ser negativo pero en la mayoría de los casos elegimos mal, ya sea por nuestra falta de planificación o por desconocimiento en la materia. Pensamos que comer bien es solo comer verduras y no es tan asi. Según indican Miguel y Nicolás en su libro «Saber Comer»: «El vínculo de las personas con la comida está muy determinado por el nivel de ignorancia que se maneja sobre el tema.»

Un poco de historia, de nuestra historia.

Primero hagamos una muy breve historia de nuestra evolución.Marcos Vázquez en su libro «El plan revolucionario» lo resume de maravilla. Existen 3 grandes etapas en nuestra evolución:

  1. La paleolítica. Representa el 99.5% de nuestra historia, y durante este período nuestra alimentación procedía principalmente de lo que podíamos cazar y recolectar en la naturaleza.
  2. La agraria. La Revolución Agrícola, que empezó hace unos 10.000 años, modificó de manera importante nuestra alimentación. Empezamos a consumir nuevos alimentos como cereales y leche en cantidades relevantes.
  3. La industrial. Llegó también la industrialización de la comida. Esto posibilitó la aparición de alimentos refinados (como azúcar y harina) y la “invención” de productos dependientes de maquinaria (como los aceites hidrogenados).

Una analogía puede ayudarnos a poner estas eras en contexto. Imagina que proyectamos nuestra larga historia sobre un año natural, donde el 1 de Enero a las 00:00:00h representa el inicio del Paleolítico y el 31 de Diciembre a las 23:59:59h es el momento actual. Comprimiendo nuestra historia en un año, los humanos fuimos cazadores recolectores hasta la madrugada del 30 de diciembre, y sólo el 31 de Diciembre, a eso de las 5 de la tarde, introdujimos los alimentos industriales.

Sin meternos en detalle nos damos cuenta que nuestro cuerpo no se adapto en muchos aspectos a la época actual. Desde todos los estímulos que nos llegan, dado que hoy en día todos buscan tu atención, hasta la alimentación. Nuestro cuerpo no incorporó la idea de abundancia que hoy rodea nuestras vidas sino todo lo contrario: teme laescasez y por eso se tienta con comer más de lo necesario.

Con la revolución industrial llegaron los ultra procesados a cambiarlo todo, para mal….Cereales coloridos, carnes procesadas como hamburguesas congeladas, galletitas y un sin fin de productos que básicamente no existen. Claro, son ricos, crujientes y adictivos, por que así fueron creados, justamente para que no dejemos de comerlos. Hoy la industria parece que solo se venden nutrientes aislados y nos hacen creer que son buenos. No se puede ir al super y llevar 300 gramos de proteínas y 100g de vitaminitas.

De este tema voy a hablar un poco mas en la parte 2, en el próximo articulo.

La alimentación es mucho más que el consumo de nutrientes, nos dan otra buena cantidad de compuestos químicos con propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Un ejemplo claro es el la leche materna, no solo le aporta nutrientes básicos para el desarrollo del bebe, si no que, impacta en varios órganos del cuerpo, que sin aportar nutrientes, mejoran su funcionamiento.

No existe EL alimento que contenga todos los nutrientes por mas que así nos los quieren vender.

En el próximo capitulo tratare de meterme en el peligroso campo de «que seria comer bien» y dar algunas ideas practicas.

Deja un comentario