¿Qué es lo que quieres?

Te levantas temprano, vas a trabajar, vuelves y realizas un par de tareas para luego irte a dormir,  esperando el ansiado fin de semana. Este ciclo se repite una y otra vez  hasta la jubilación a excepción de las vacaciones. Depende de nuestro enfoque ver si este ciclo es malo, aburrido, divertido, etc.

Hace un tiempo, no muy lejano, me levantaba rápido sobre la hora, me vestía y salía rápidamente al trabajo. Luego de la jornada volvía a casa, me ponía un departido y me sentaba a mirar TV hasta la hora de la cena, luego me iba a dormir. Ansiaba le fin de semana, cuando llegaba veía a donde podía salir y divertirme.

Este ciclo en un momento me hizo pensar, de que tiene que existir otra forma de «vivir» que no sea de esta manera repetitiva y aburrida. En mi búsqueda pase por artículos, podcsast, etc. y si bien todos tenían temas variados había un patrón común, el enfoque. Es decir, todos dependen de cómo uno mire las cosas. En el artículo de proactividad vimos que todo es nuestra responsabilidad y por ende nuestra culpa.

¿Y cómo podemos cambiarlo?

En este punto es importante saber ¿Qué queremos?, una pregunta bastaste sencilla pero con una respuesta compleja y profunda.No me gusta generalizar, pero en ocasiones lo tengo que hacer para presentar un ejemplo. Si le preguntas a una personas a la azar y le  ¿que quieres? las respuesta mas común es libertad, y me refiero a libertad a través del dinero. Entonces, si le pregunto nuevamente a esa persona, ¿y que harías si te regalan millones de dólares? La respuesta inmediatamente es viajar y conocer el mundo. Perfecto, seguimos, ¿y después? y acá es donde la mayoría no sabe responder.

Si no tienes objetivos claro, da lo mismo la cantidad de dinero que te den nunca lo vas a terminar de disfrutar al largo plazo. Para eso debemos marcar objetivos claros y alcanzables. Podemos dividir esto en 2, nuestra Misión y Visión Personal. La misión seria nuestro propósito en nuestra vida, esto es algo muy profundo en cada uno. No se trata solo de lo que queremos hacer, si no, de lo que queremos ser. La misión es algo muy personal que se conecta con nuestro ser interior mas profundo y por ende esto lo transforma en algo único y que no existen 2 iguales. Esto implica descubrirnos y recordar que es lo mas impropiamente en nuestra vida, que tipo de persona queremos ser y que legado queremos dejar.

Para que tengan una idea de lo que estoy hablando, les comparto misiones de algunas figuras famosas en distintos formatos:

1. Templanza: No comas hasta sentirte harto. No bebas hasta la ebriedad.

2. Silencio. No hables más que aquello que pudiera beneficiar a otros o a ti mismo. Evita las conversaciones triviales.

3. Orden: Ten un lugar para cada una de tus cosas. Ten un momento para cada parte de tu trabajo.

4. Resolución: Comprométete a llevar a cabo lo que debes hacer. Haz sin falta lo que te comprometes a llevar a cabo.

5. Frugalidad: No gastes más que en lo que pueda hacer el bien a otros o a ti mismo. No desperdicies nada.

6. Trabajo: No pierdas el tiempo. Ocúpate siempre en algo útil. Elimina todo acto innecesario.

7. Sinceridad: No lastimes a nadie con engaños. Piensa con inocencia y con justicia. Si hablas, hazlo de acuerdo con esto.

8. Justicia: No perjudiques a nadie, ni haciéndole daño ni omitiendo lo que es tu deber.

9. Moderación: Evita los extremos. No guardes resentimientos tanto tiempo como puedas creer que lo merecen.

10. Limpieza: No toleres la falta de limpieza, ni en el cuerpo ni en la ropa ni en la vivienda.

11. Serenidad: No te dejes alterar por nimiedad, ni por accidentes comunes o inevitables.

12. Castidad: Recurre al acto sexual rara vez, y esto por motivos de salud o descendencia, pero nunca hasta sentirte harto o débil, y sin que llegues a afectar tu propia paz o reputación o la de otra persona.

13. Humildad: Imita a Jesús y a Sócrates.

Benjamin Franklin

Si pudiera vivir mi vida nuevamente, hablaría menos y escucharía más. Invitaría a amigos a cenar incluso si la alformbra estuviera manchada o el sofá decolorido. Comería en el “comedor de visitas” y no me preocuparía mucho por el polvo cuando alguien quisiera prender fuego en la chimenea. Me hubiera tomado el tiempo para escuchar a mi abuelo divagar sobre su juventud. Nunca hubiera insistido en subir la ventanilla en verano porque se iba a “arruinar mi pelo”. Hubiera prendido la vela rosa con forma de rosa antes de que se derrita en el almacén. Me hubiera sentado en el césped sin preocuparme por las manchas en jardín. Hubiera reído y llorado menos mientras veía televisión – y más mientras miraba la vida. Hubiera compartido más la responsabilidad que cargaba mi esposo. Al enfermarme me hubiera ido a la cama en vez de pretender que el mundo fuera a entrar en un patrón de parálisis si yo no estaba ahí por un día. Nunca compraría algo sólo porque es práctico o tenía una garantía de por vida. En vez de desear que se terminen, hubiera acariciado cada momento de mis 9 meses de embarazo y que la maravilla creciendo en mi interior es mi manera ayudar a Dios con un milagro. Cuando mis hijos me besen de repente, nunca les diría “Después. Ahora ve y lávate para la cena. Habría más “te amo”… Más “Lo siento”… Pero mayormente, si me dieran 9 otra oportunidad, aprovecharía cada segundo…lo miraría para ver realmente…vivirlo…y nunca devolverlo.

Erma Bombeck

Si algo es lo suficientemente importante, debes intentarlo. Incluso si las probabilidades de éxito son pocas.

Elon Musk

Ser una educadora. Que me conozcan por inspirar a mis alumnos a ser más de lo que pensaron que podían ser.

Oprah Winfrey

Divertirme en mi viaje por la vida y aprender de mis errores

Richard Branson

Pueden formar su misión personal como ustedes gusten pero lo importante es hacerlo y tenerlo presente cada día. Con estos ejemplos creo que pueden ir entendiendo a lo que me refiero y tener una idea de como empezar. No existe un misión perfecta y con el tiempo la vamos a ir puliendo, lo importante es sentarnos y escribir nuestro enuncia de misión personal. Esto nos ayuda a tomar decisiones, si algo que se presenta y va en contra de nuestra misión ya sabemos la respuesta sin tener que pensarlo mucho. Veo a la misión personal como una manera de poner los pies en la tierra, como nuestro norte. Crear un enunciado de Misión y revisarlo a diariamente graba lo relevante en nosotros. No podemos olvidarlo, ni siquiera en los días malos.

En Japón existe una palabra muy similar a la misión personal que se denomina «IKIGAI», que significa en groso modo «El motivo por el cual te levantas cada mañana». Les comparto un éste articulo sobre el tema si gustan profundizar

La misión esta acompañada de la visión personal. Desde mi punto de vista ambas son importantes y hablaremos de la visión    personal en el siguiente artículo.

Como siempre comparte una charla TED del tema

Deja un comentario